Ana Méndez Ferrell

Ana Méndez Ferrell

Ana Méndez nació en México pero actualmente reside en Jacksonville, Florida; junto a su esposo Emerson Ferrell. Ellos tienen tres hijos: Ana, Pedro y Jordan.

Jesucristo la salvó en 1985 mientras estaba recluida en un hospital psiquiátrico, después de involucrarse en el vudú. El milagroso poder de Dios la liberó completamente, transformándola en una de sus generales para encabezar SU ejército para destruir las obras del enemigo.

Ordenada como Profeta y Apóstol, el ministerio de la Doctora Ana Méndez Ferrell está presente en más de 50 naciones, entrenando al Ejército de Dios para derribar las fortalezas del mal y entrar en Su gloria.

Su ministerio es conocido por el profundo entendimiento de la realidad espiritual, tanto en el reino de Dios como en el reino de la oscuridad. Su revelación profética y manifestación de los cielos en sus conferencias han transformado radicalmente la vida de pueblos y ciudades.

Ana es una reformadora y punta de lanza para abrir nuevos territorios de revelación y llevar a la Iglesia a niveles más altos de autoridad y entendimiento espiritual. La Doctora Ana Méndez ha sido pionera en muchas otras áreas como: Adoración Profética, cuyos discos expresan la unidad que existe entre el Cielo y la Tierra; manifestando lo que se escucha en el cielo. También ha incursionado en el Arte Profético, describiendo a través de sus pinturas las visiones del Reino de Dios para que sean establecidas en la tierra de modo que sean manifestaciones vivas y poderosas de Dios en la vida y ambientes de Su pueblo.

La revelación que Dios le ha dado en temas como liberación e iniquidad ha provocado una revolución de libertad en miles de personas. A través de Ministerios Voz De La Luz, Ana Méndez Ferrell también realiza conferencias en todo el mundo, ministrando bajo la cobertura del Doctor Rony Chaves de Costa Rica, con quien es pastor asociado y conferencista. En Estados Unidos y Europa está bajo la cobertura de C. Peter Wagner.

Como general de guerra espiritual, Ana ha coordinado muchas de las iniciativas de oración más importantes por la liberación de los sitios más controversiales de la tierra, enfrentando espíritus territoriales y principados que mantenían comunidades completas bajo el poder de las tinieblas. El asalto más difícil que ella y su equipo emprendieron fue la toma del Monte Everest en 1997 lo que causó la apertura de la mayor brecha espiritual en la ventana 10/40 (la región menos evangelizada de todo el mundo). Ana fue también la coordinadora para la operación "Palacio de Reina", la primera iniciativa de oración mundial, que implicó casi el 75 por ciento de las naciones, en una guerra contra un dominio de oscuridad conocido como "la reina de cielo," regidora de Babilonia.

Etiquetas: