Hacia una participación estratégica en la gran comisión

Estudios BioIglesia

Página siguiente »

Por  Jonatán Haley1
20/09/2000

En un escrito anterior he intentado argumentar una base bíblica para la multiplicación de congregaciones locales como la estrategia por excelencia para cumplir con la gran comisión.2 Sin embargo, una duda puede – incluso debe – surgir de tal afirmación: ¿Es nuestra responsabilidad en la multiplicación de congregaciones igual en todas partes del mundo? ¿Tenemos el mismo grado de responsabilidad en otra cultura que en la nuestra? Y si entendemos que esa responsabilidad es diferente en algo, ¿en qué se diferencia?

 

La importancia de estas preguntas

Desde luego que las respuestas a estas preguntas tienen una importancia enorme a nivel personal y a nivel de iglesia. Nadie quiere malgastar su esfuerzo, dinero y vida. Pero como siervos del Señor Jesús, con una tarea mundial, no nos podemos permitir el lujo de pensar exclusivamente en términos de gastos personales. ¡Hay un mundo entero que necesita el evangelio!

Según los últimos cálculos, unos 1.200 a 1.400 millones de personas nunca han oído el evangelio ni si quiera una vez.3 Y la población mundial que vive en grupos étnicos sin una iglesia de por lo menos 100 personas alcanza los 2.300 millones.4 O sea, un 38% de la población mundial todavía carece de un
acceso auténtico y constante al mensaje de la vida eterna.

Por lo tanto, si contestamos equivocadamente estas preguntas, no sólo perdemos nosotros, también pierde el movimiento cristiano mundial por el mal gasto de gente y recursos cuando hay tanto por hacer y tan escasos recursos para hacerlo. En última instancia, pierden las personas que todavía carecen del mensaje de salvación. ¡Estas preguntas no podrían tener mayor transcendencia!

Pero, ¿cómo enfocar las respuestas?

Página siguiente »

                                                 

1 Traducido y adaptado por el autor de su versión original, “Toward a Unified Theory of the Task”.  Una versión abreviada de este material se publicó en inglés bajo el título, “Seeing the big picture: a unified theory of our task” Evangelical Missions Quarterly, Octubre 1996. páginas 424-429. Los comentarios de Ray Prigodich, Jerry Nelson, Wayne Losey y Bob Knapp también fueron útiles para refinar las ideas aquí expresadas.

2Hacia una teología bíblica sobre la multiplicación de iglesias”, Estudios BioIglesia: Estudio 1
(22/2/2000).

3 Luis Bush, “Where are we now? Evaluating Progress on the Great Commission,” Mission Frontiers,
Junio 2000, 16.

4 Ibid., 19.

 

 

En la última página de este libro se encuentra este material como archivo adjunto en formato pdf que incluye imagenes y cuadros que se han omitido aquí.

También puedes encontrar este material y otros materiales accediendo directamente a la página de BioIglesia.

_________________________

Síguenos en Facebook