Cómo debe cuidar su cuerpo el obrero de Dios

Watchman Nee

Por Watchman Nee

Sabemos que Pablo era un hermano con muchos dones, y que muchas veces curó a los enfermos por medio de la oración. Pero él menciona a tres personas que nunca fueron curadas. Uno era Trófimo, otro era Timoteo, y el otro, él mismo. Cuando Trófimo estaba enfermo, Pablo no oró por su sanidad, ni ejercitó su don de sanidad. En cambio dijo: “A Trófimo dejé en Mileto enfermo” (2 Tim. 4.20a). Timoteo tenía problemas estomacales y se enfermaba muchas veces. Nuevamente, Pablo no usó su don ni oró por sanidad. Sabemos que él sanó a muchos enfermos. Si él curó a otros, ¿por qué no pudo curar a Timoteo?Este joven siervo de Dios iba a continuar la obra de Pabloy era de mucha ayuda, pero aún así, Pablo no curó la enfermedad de Timoteo. Porque esto estaba en manos de Dios, no de Pablo. Por eso, ¿qué dijo el apóstol? “Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades” (1 Tim. 5.23). En otras palabras, Timoteo debía cuidarse más: debía comer lo que era bueno para el cuerpo, y evitar comer cosas que le hicieran mal; debía beber lo que le ayudaría en sus problemas de estómago y no beber lo que podía hacerle peor.

...

Son necesarios entre diez y veinte años para que una persona esté tan entrenada por Dios que sea considerablemente útil. Se necesita realmente un período tan largo para que alguien madure en el camino del Señor. Pero debido a que no saben cudar su cuerpo, quizá algunos mueran antes de haber sido entrenados durante el tiempo suficiente.

...

En las iglesias, no todos deberían ser niños, ni todos jóvenes. Las iglesias necesitan padres. Por esta razón, todos los que sirven a Dios deben considerar el tema del cuidado de su cuerpo.¡Qué triste es que un hermano muera antes de llegar a una determinada edad, luego de haber sido preparado durante algún tiempo!

...

Si Dios ha determinado que debemos morir temprano, no hay nada que decir. Pero si tratamos mal a nuestro cuerpo, la obra de Dios sufrirá. Para que la iglesia sea verdaderamente rica en lo espiritual, debe tener entre sus integrantes personas de setenta, ochenta y noventa años de edad.

 

Citado del libro El carácter del obrero de Dios, de Watchman Nee (Editorial Peniel).

_________________________

Síguenos en Facebook