La iglesia como una compañía apostólica

David Cannistraci

Por David Cannistraci

La compañía emergente de apóstoles y pueblo apostólico será una fuerza transformadora del mundo. Los apóstoles serán enviados al mundo por miles a medida que escuchen y obedezcan al llamado apostólico. Es inspirador considerar que este mismo llamado saldrá para la gente común y corriente, aquellos que no son apóstoles, pero tienen la visión mundial y la pasión apostólica para ser parte del movimiento en varios niveles.

...

Esto significa que el hombre y la mujer promedio pueden ser utilizados por Dios en maneras apostólicas, totalmente aparte del oficio de un apóstol. Pueden no ser apóstoles, pero pueden ser apostólicos. El registro de los primeros creyentes apoya esto.

1 Aquel día se desató una gran persecución contra la iglesia en Jerusalén, y todos, excepto los apóstoles, se dispersaron por las regiones de Judea y Samaria. ... 4 Los que se habían dispersado predicaban la palabra por dondequiera que iban. (Hechos 8.1, 4)

Los miembros de la iglesia en Jerusalén, no los apóstoles, fueron esparcidos y extendiendo el evangelio. Este hecho amerita una ampliación del concepto de ministerio apostólico a una que incluya el Cuerpo de Cristo completo. Dios usa hombres y mujeres ordinarios de maneras apostólicas. La historia demuestra que el mundo es cambiado con frecuencia por gente de medios ordinarios que posee virtudes extraordinarias. Entre aquellos que Dios usa de esa manera está una clase de gente, una nueva generación de cristianos, que pueden ser llamados pueblo apostólico.

Juntos, los apóstoles y el pueblo apostólico, conforman lo que puede ser llamado una compañía apostólica.

...

No podemos mirar más al modelo de sólo unos pocos apóstoles haciendo trabajos apostólicos. Tenemos un paradigma nuevo y más bíblico, uno que reconoce a los apóstoles y al pueblo apostólico activo.

 

Citado del libro Los apóstoles y el movimiento apostólico, de David Cannistraci (Casa Creación).

_________________________

Síguenos en Facebook