Lo que hemos visto y oído!!!

Logo ACIERA

Luego de la sanción de la ley que permite matrimonio y adopción para personas del mismo sexo, y tras un breve paréntesis de unas horas llenas de reflexión y oración, entendemos desde ACIERA que es muy oportuno escribir estas líneas editoriales.

¿En la madrugada del jueves pasado hubo tristeza? Sí. La hubo. En su justa medida. No pudimos alegrarnos de aquello que denunciamos y sostenemos traerá mal a nuestra sociedad. Esta es la verdad, y queremos decirla con claridad y normalidad.

Hubo un tono de indignación también. Esto producto de la desazón al observar cómo se mueven los dirigentes políticos. Ya lo sabíamos, pero duele verlos en plena acción. Porque la mayoría que se consiguió para aprobar esta ley fue manipulada. Fue una lucha política. Lograda según lo refleja ampliamente la prensa con estrategias especulativas, presionando sobre las necesidades, con acuerdos de conveniencias, como si estuviésemos en plena campaña electoral… No se merecía la sociedad argentina dirimir una cuestión tan importante a través de estos métodos, muy comunes a la política partidaria, pero no recomendables para definir en torno a la familia que siempre nos caracterizó.

Frente a la multitud nos comprometimos a denunciar esta manera de proceder reñida con la ética de la verdad, como lo fue aquello de las “candidaturas testimoniales”. Lo estamos haciendo. Y seremos más claros y específicos a medida que pasen los días. Dijimos que no los votaríamos más. Y NO LO HAREMOS.

Millones de argentinos han quedado desairados por sus representantes. Y a ellos van dirigidas estas palabras.

No todos son iguales. Porque deseamos reconocer públicamente a la Senadora Negre de Alonso por su idoneidad y honestidad. Siempre mostró su postura y pensamiento. Pero dejó hablar a todos. Y ya en la sesión de la Cámara Alta, denunció con claridad la manipulación y la trampa, ante un Senador Pampuro, que frente a semejantes acusaciones no fue capaz de desmentirlas, muestra clara del alto nivel de presión que pesaba sobre su persona. Otro grave hecho en torno a esta ley.

En cambio, fue ejemplo de democracia la Senadora Alonso. Y tal vez por eso, en medio de una dirigencia intolerante y totalitaria, fue objeto del insulto y agravios de quienes manipularon el proceso de esta ley, conducidos por el Senador Pichetto, quien además se dirigió hacia los evangélicos como vendedores de humo e ilusionistas… retrotrayéndose, con su expresión, a décadas pasadas. Como en aquellos tiempos, nada más desubicado, intolerante y lleno del desconocimiento de la fe de los habitantes del país que representa desde el senado… ante Dios deberá dar cuentas.

A su vez, para el “brillante” triunfo de 33 votos a 27, se dio que tres Senadores se “abstuvieron” y otros tres (Romero, Reutemann y Rodríguez Saá) a la hora de votar, se fueron…… Es evidente que los que no votaron, no estaban a favor de la ley. Y si no estaban a favor, ¿Por qué no lo expresaron?... Y si los que faltaron no estaban a favor (salvo las dos Senadoras que fueron a la China…) ¿Por qué no lo expresaron?

HIPOCRESÍA es decir que dieron libertad de conciencia… Esto no fue así. Lo que quisieron explicar con esa expresión, es que no iban a obligar, hasta cierto punto, a votar de acuerdo a la bajada de línea que suelen hacer en la puja partidaria. Es que sin duda QUISIERON EVITAR EL RIESGO de tener que tomar medidas disciplinarias con los SENADORES QUE NO HUBIESEN OBEDECIDO, porque tienen conciencia de verdad. Pero lo cierto es que, dando esa “libertad”, los presionaron más allá de lo razonable…

De ninguna manera este análisis significa “llorar sobre la leche derramada” ni es para ahogar la pena; simplemente es para que veamos objetivamente de qué manera se llegó a cambiar la figura del matrimonio en el país.

Las consecuencias de esta ley serán de alcance trans-generacional. Y serán graves. Miles de niños, POR LEY, no tendrán el derecho y la dignidad de tener una MAMÁ y un PAPÁ.

Muchos nos preguntaron ¿Qué podemos hacer ahora?... la respuesta está, en principio, en nuestro artículo “Firmes y adelante” que adjuntamos en la presente edición del Aciera On Line. Y que en síntesis pasa por entender que hemos ingresado a una nueva página de la historia, y que ahora, el campo misionero de la iglesia de Cristo no sólo es el transcultural, sino los medios, la TV, el arte, la cultura, LA EDUCACIÓN, las leyes, la participación política, CADA ESFERA social deberá ser inundada por la influencia de los Hijos y las Hijas de Dios.

Sumemos la urgencia de la pobreza, el desamparo infantil, la lucha contra el aborto, las adicciones… DEBEN ENCONTRARNOS COMO IGLESIA en una vehemente voluntad de cambio, oración permanente y acción sacrificada para la transformación por el poder sobrenatural de la sangre de Cristo.
También, en 2011, seremos nuevamente convocados a las urnas. Será nuestra GRAN OPORTUNIDAD PARA QUE LAS COSAS EMPIECEN A CAMBIAR. No deberemos votar a quienes abierta y decididamente le han dado la espalda a Dios.

De persistir esta ley, debemos prepararnos para vivir en otra sociedad, con el efecto que conllevará a nuestros hijos y nietos que les enseñen que no se nace varón o mujer, sino que esa es una orientación que cada uno, a medida que se va conociendo, debe definir y que las opciones son: tanto ser heterosexual, como ser bisexual, travesti, transexual, homosexual o lesbiana. Que la familia no es como Dios la creó, porque “hoy” la realidad es otra (¿?), y como la familia es una construcción social, debemos adecuarnos a los tiempos… ¿Pero llegaron a preguntarse cómo y por qué llegamos a esta “realidad”?

¿Cómo puede ser que sea tan bastardeado el derecho de los niños, con todas esas prolíferas expresiones que usan para explicar lo inexplicable?

Debemos estar preparados para lo que viene. Es hora de predicar y CONOCER el medio donde predicamos. Saber qué piensan los que quieren destruir el plan de Dios. Somos conscientes que no son simples opiniones que serían respetables, sino avanzadas estratagemas con el fin de desbaratar lo que Dios ha creado.

Nuestro desafío está por delante. Deberemos prepararnos como nunca antes. Redoblar esfuerzos en nuestra participación social. Involucrarnos más. Declarar a viva voz cuáles son los dirigentes políticos que han traicionado la confianza del pueblo, para que aquellos que desean votar responsablemente no los voten más.

Tendremos que seguir incentivando a nuestros jóvenes a estudiar conforme al llamado y la vocación reconocida en ellos, para que puedan tener presencia en todos los ámbitos desde los cuales se deciden los destinos de nuestro país y que hoy en día nos son tan ajenos.

Es mi ferviente oración al Señor que como Iglesia sepamos interpretar este tiempo, y obrar en consecuencia. Que estemos más juntos, estrechando filas, identificándonos, como muchos lo hicieron en esta ocasión. Es hora de que se manifiesten los hijos de Dios, que enarbolan un mismo sentir, proclamando la voz profética a la nación.

¡Que Dios bendiga a su Cuerpo, la Iglesia de Jesucristo, contra la que no podrán las leyes humanas y ni siquiera las puertas del infierno, porque como lo hemos declarado, seguiremos FIRMES Y ADELANTE… sin temor alguno que JESÚS nos ve y está con nosotros TODOS LOS DÍAS DE NUESTRA VIDA!

 

Pr. Rubén Proietti
Presidente A.C.I.E.R.A.

_________________________

Síguenos en Facebook

Etiquetas: