¿Qué hace un líder espiritual?

Bob Hamp

Por Bob Hamp

Como creyentes, debemos reconocer el valor de imitar a Jesús y su estilo de liderazgo. Pero si lo piensas bien, es extraño que tratemos de imitar a un líder que nunca desarrolló una organización, habitualmente animaba a la gente a dejar de seguirlo y, finalmente, vio a su muerte como el pináculo de sus logros.

¿Qué tipo de perspectiva debe tener un líder para poner en alto este tipo de estrategias? Jesús no era un gerente. Su papel principal era funcionar como un líder espiritual.

No todos los líderes de las organizaciones religiosas son líderes espirituales. Esto no es una crítica, más bien es una distinción. Distinguir el liderazgo espiritual de otras formas de liderazgo puede liberar a la gente de expectativas poco realistas acerca de algunos dirigentes.

Al mismo tiempo, esta distinción puede ayudarnos a identificar quiénes son los líderes espirituales de la organización. Aquí hay seis características que identifican a los líderes más espirituales:

  1. Conducen a la gente a que experimente su propio encuentro con Dios.
    Una de las cosas más eficaces sobre el estilo de vida de Jesús, fue que Él no cambiaba para introducir a sus discípulos a la realidad de Dios. Ya sea de pie en la sinagoga, o recogiendo trigo a lo largo del camino, la interacción con el Padre era tan natural que los que estaban a su alrededor no podían dejar de hacer lo mismo. Si un líder espiritual está formando un nuevo empleado o trabajando en la resolución de un conflicto, sus seguidores descubrirán su propia conexión con Dios más profundamente en este proceso.
  2. Conducen a la gente a descubrir su propósito e identidad.
    El liderazgo espiritual se caracteriza por su gran generosidad. Un líder espiritual realmente quiere que los demás descubran plenamente su propósito.
  3. Conducen a otros hacia la transformación, no sólo a la producción.
    Cuando el objetivo es el crecimiento espiritual y la salud, la producción será siempre un resultado natural.
    Las personas funcionan en su punto máximo cuando funcionan de acuerdo a su identidad. Ayudando a sus seguidores a descubrir que su propia transformación puede ocurrir en el trabajo, generará lealtad y una moral alta.
    El liderazgo espiritual fomenta la pasión en quienes lo siguen. La pasión es el ingrediente que mueve a la gente y las organizaciones desde la producción hacia la transformación.
  4. Son capaces de cambiar el ambiente.
    Si bien no podemos calmar una tempestad con nuestras palabras, los líderes espirituales pueden cambiar la "temperatura" de un ambiente, al interactuar o relacionarse.
    Cuando hay tensión, miedo o apatía, un líder espiritual puede transformar de inmediato estas tormentas y restaurar la visión, la vitalidad y la esperanza.
    Un líder espiritual puede llenar una habitación con amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad y mansedumbre, incluso mientras habla de cuestiones complicadas.
  5. Ayudan a la gente a ver las cosas viejas en formas nuevas.
    Muchas personas no están atrapados en sus circunstancias, pero sí lo están en sus perspectivas y paradigmas. La palabra "arrepentirse" significa "pensar de una manera diferente".
    Jesús llamó a la gente a mirar de nuevo a las viejas realidades a través de nuevos ojos. El cambio de las formas de pensar siempre preceden a un cambio significativo.
  6. Obtienen seguidores por lo que son, no por la posición que ocupan.
    Los líderes espirituales influyen e inspiran a más de lo que instruyen. Ellos reconocen intuitivamente que están sirviendo a algo y a Alguien más grande que ellos mismos y sus propios objetivos.

Puedes leer la publicación original aquí (en inglés).

_______________________________________

¿Deseas recibir las actualizaciones de este sitio en tu email? Suscríbete a la lista de correo: Reflexiones para el liderazgo.

Etiquetas: