Sanidad: El ministerio de sanidad de otros

John Wimber

Por John Wimber

Jesús no sólo vino a traer el Reino de Dios, a salvar y a sanar gente, pero también a impartir Su ministerio de sanidad a otros para que pudieran compartir en la progresión del Reino de Dios. Nosotros, como la Iglesia, fuimos comisionados por Jesús hace casi 2.000 años para anunciar las buenas nuevas a toda la creación por medio de «señales» de sanidad que acompañarían y autenticarían el mensaje dondequiera que fueran. Más de 1.900 años después encontramos que alrededor de la mitad de la población del mundo aun no han oído las buenas nuevas acerca de Jesús. Por lo tanto, la transferencia del ministerio de sanidad de Jesús a otros (la Iglesia), y el ejercicio poderoso de él hoy en día es de suma importancia si deseamos ver el Reino de Dios alcanzar los fines de la tierra.

La manera en que trataremos con esta sección es de primero ir a través de un escrutinio de la manera que Jesús transfirió Su ministerio de sanidad y después evaluar los resultados de ello. Al final del escrutinio encontraran una lista de referencias que apoyaran el estudio.

 

I. EL IMPARTIR DE JESÚS Y EL MINISTERIO DE OTROS

A. Jesús transfirió Su ministerio de sanidad sólo después de que lo modeló adecuadamente.

1. Él escogió y llamó a doce discípulos con el propósito que primeramente estuvieran con Él, y que entonces los enviaría a sanar.

2. Sería impartido por ver a Jesús modelar la sanidad. Lo que ves es lo que recibes. Cada día por varios meses mientras vivían con Jesús vieron el poder, el gozo, la responsabilidad, la tensión excesiva y el cansancio involucrado en la sanidad. Ellos sabrían por ejemplo exactamente qué hacer. El método de Jesús claramente era de hacerlo con otros mirando, entonces de hacer que ellos lo hicieran con Él mirando o con ellos reportándose a Él, y después de dejarlos hacerlo.

B. Jesús entregó este ministerio a personas de compromiso.

1. Los doce fueron llamados a comprometerse a la persona de Jesús. Básicamente eran un  grupo variado con trasfondos variados, desde lo áspero y tosco, al statu quo, a lo radical. Pero por medio del compromiso mutuo Jesús, forjó hombres de ellos. Él desarrolló carácter y liderazgo en ellos. Aun así cuando los envió por fuera de ningún modo eran perfectos. Ese es el riesgo involucrado en el entrenamiento.

2. Los setenta parecen indicar un grupo más amplio de personas de compromiso en entrenamiento quienes fueron enviados por fuera después que los doce habían hecho lo que Jesús hacía. Después de esto llega a ser claro que Jesús ha dado este ministerio de sanidad a la Iglesia; que cualquier creyente lleno del Espíritu puede ejercer la sanidad.

C. Jesús transfirió este ministerio por medio de comisión y dotación.

1. Después que Él modeló la sanidad, Él comisionó Sus discípulos a salir y sanar, y les dio el poder para hacerlo. Por lo tanto, ellos estaban operando con Su autoridad (comisión) y Su poder (dotación).

2. Desde que Jesús ha dejado la tierra, el impartir su ministerio no ha cambiado. Su comisión todavía sigue firme para todos los creyentes y el don del Espíritu Santo ha sido enviado para investirnos de poder para cumplir la comisión.

D. Jesús dio algunas instrucciones:

1. Él les dijo dónde y a quién deberían ir. Él todavía lo está haciendo todos los días por medio de Su Espíritu en los corazones de creyentes que escuchan.

2. Él les dijo que ellos deberían pronunciar el Reino de Dios a los que recibían y dar sanidad libremente, no importaba cual fuera la necesidad, por que libremente habían recibido. Un estilo de vida sencillo de confiar en Dios, de viajar con pocas cosas y de sanar a los enfermos, debería ser desarrollado.

3. Él les dijo que ellos deberían entregarse a la hospitalidad y el apoyo de personas receptivas, y evitar gastar su tiempo con personas que rechazaban el Reino de Dios.

4. Él les dijo que se debería esperar persecución, por lo tanto, deberían operar sabiamente y mantener Su inocencia. El Espíritu Santo dentro de nosotros es nuestro ayudante e instructor en cada situación.

E. Aquellos a quienes este ministerio se les fue dado se encontraron con dificultades.

1. Su expedición inicial fue recibida con gran gozo y éxito. ¡Aun los demonios estuvieron sujetos a ellos en el nombre de Jesús!

2. Sin embargo, pronto se encontraron con dificultades en el ámbito de su orgullo y su carnalidad (intentando de parar a otros quienes estaban sanando en el nombre de Jesús),  egresando a la incredulidad y Jesús tuvo que reprenderlos; siendo incapaces de sanar o echar fuera demonios en ciertas ocasiones por causa de falta de fe y oración.

3. La Iglesia primitiva se encontró con persecución viciosa, especialmente de los líderes religiosos de aquel entonces.

F. El ministerio de sanidad se llevó a cabo por medio de fe aseverante vivificada por la dirección y la unción del Espíritu Santo.

1. El elemento principal en llevar a cabo el ministerio de sanidad por aquellos a quienes se les fue impartido, fue la fe y la unción del Espíritu; por ejemplo, cuando Pedro y Juan sanaron al hombre cojo en la puerta llamada Hermosa, Pedro explica que no fue por causa de su espiritualidad, sino que fue el nombre de Jesús y fe en Su nombre que hizo al hombre sano.

2. Es la oración de fe que sana al enfermo. Por lo tanto, fe aseverante significa una confianza sin la necesidad de pruebas o consideración a evidencia, una convicción de verdad y la disposición para defenderla.

3. Obviamente hubo otros elementos presentes en sus sanidades (hablaron una palabra, impusieron manos, etc.), pero todo fue hecho mediante la dirección y la unción del Espíritu. Esto resultaba en una vivificación de fe, en el que estaba recibiendo o en el que se sanaba.

4. También es interesante observar que mayormente operaban en equipos.

G. La expansión del ministerio de sanidad de uno a muchos tuvo efectos cósmicos y universales.

1. Cuando Jesús envió a los doce y a los setenta no sólo había infinitamente más posibilidades de que personas fueran sanadas, sino que Jesús mismo vio a Satanás caer del cielo como un rayo.

2. El reino de tinieblas sufre derrota. El avance forzoso del Reino de Dios es proporcional a los muchos que sanan a los enfermos.

3. En la Iglesia primitiva fue el medio más grande de evangelismo. De hecho, ellos revolcaron a su mundo y casi se tomaron el Imperio Romano. Pueblos enteros se volvieron a Jesús. El comercio y la sociedad fueron cambiados. Hubo persecuciones y alboroto; iglesias fueron plantadas – todo por causa de la expansión del ministerio de sanidad.

H. El ministerio de sanidad es válido hoy en día – para que ustedes lo ejerzan ahora.

1. No examinaremos esto en detalle por que es cobijado en otro seminario, pero las referencias mismas muestran que este ministerio es válido hoy en día. Nuestra preocupación es que ustedes empiecen hacer lo que Jesús y los apóstoles hicieron, por que eso es lo que ustedes están destinados a hacer.

2. No se nos dijo que estudiáramos la sanidad, aunque este seminario les da una base bíblica para su fe y sus ministerios. Pero fuimos comisionados e investidos de poder para sanar a personas en realidad. Esto es donde el énfasis debe estar.

 

II. EL MINISTERIO DE OTROS: REFERENCIAS

 

_________________________

Síguenos en Facebook