Nuevo Testamento

warning: Creating default object from empty value in /home/drupal6/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Cuatro aspectos de la iglesia del primer siglo que no deberíamos perder de vista

Ichthus

Sin dudas, luego de 2000 años de historia transcurridos, no es de esperar que todo vuelva a ser como en el primer siglo, se supone que deberíamos haber avanzado. Discusiones acerca de si lo hicimos o no al margen, hay puntos destacados de la iglesia del primer siglo que de ninguna manera deberíamos perder de vista:

Así, pues, los que recibieron su mensaje fueron bautizados, y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas. Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.

Hechos 2.41-42

  1. Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles. La enseñanza era algo contínuo, se mantenían firmes en ella. Ningún programa de iglecrecimiento debiera dejarla de lado.
  2. En la comunión. Si el ámbito de la iglesia no proporciona un espacio donde podamos tener comunión, alentarnos, consolarnos y reírnos juntos, algo no está bien.
  3. En el partimiento del pan. Ya sea que se tome como el sacramento de la Santa Cena o una simple comida, está íntimamente relacionado con el punto anterior.
  4. En la oración. Una vez más, los programas están bien, las actividades están bien, pero si nos llenamos de actividades, estas no llenarán el vacío de la falta de oración, comunión e intimidad con el Padre.

 

El verso 42 es sólo un versículo, muy pequeño, pero nos da trabajo para una buena temporada, ¿no crees?

Sanidad: El ministerio de sanidad de otros

John Wimber

Por John Wimber

Jesús no sólo vino a traer el Reino de Dios, a salvar y a sanar gente, pero también a impartir Su ministerio de sanidad a otros para que pudieran compartir en la progresión del Reino de Dios. Nosotros, como la Iglesia, fuimos comisionados por Jesús hace casi 2.000 años para anunciar las buenas nuevas a toda la creación por medio de «señales» de sanidad que acompañarían y autenticarían el mensaje dondequiera que fueran. Más de 1.900 años después encontramos que alrededor de la mitad de la población del mundo aun no han oído las buenas nuevas acerca de Jesús. Por lo tanto, la transferencia del ministerio de sanidad de Jesús a otros (la Iglesia), y el ejercicio poderoso de él hoy en día es de suma importancia si deseamos ver el Reino de Dios alcanzar los fines de la tierra.

Sanidad: El ministerio de sanidad de Jesús

John Wimber

Por John Wimber

Dondequiera que Jesús fue, funcionó como un sanador. Cuarenta y un instantes distintos de sanidad física y mental están registrados en los cuatro evangelios, pero esto de ningún modo representa el total. Muchas de estas referencias resumen las sanidades de grandes números de personas. Los relatos descritos en detalle son sencillamente los instantes más dramáticos del ministerio de sanidad de Jesús. Hacia el final de su relato de la vida y ministerio del Salvador, el apóstol Juan escribe:

Sanidad: Enseñanzas y textos problemáticos

John Wimber

Por John Wimber

Es natural que surjan preguntas a medida que un individuo continúa a moverse hacia un ministerio que incluye orar regularmente por los enfermos. Muchas veces preguntas pueden detener una persona de empezar a orar por sanidad. A veces preguntas no resueltas pueden inmovilizar una persona con temor. Preguntas deben ser enfrentadas y contestadas directamente. Un individuo que genuinamente quiere respuestas a sus preguntas relacionadas a la sanidad, no tiene nada que temer de un estudio cuidadoso de las Escrituras. En esta sección importante, ocho de las «enseñanzas problemáticas y textos problemáticos» planteados más comúnmente son examinados claramente. Un entendimiento completo de cómo se puede tratar con estos desde una perspectiva bíblica grandemente realzará la confianza de la persona de que la sanidad es en verdad una parte importante de la vida de un cristiano.

La iglesia como una compañía apostólica

David Cannistraci

Por David Cannistraci

La compañía emergente de apóstoles y pueblo apostólico será una fuerza transformadora del mundo. Los apóstoles serán enviados al mundo por miles a medida que escuchen y obedezcan al llamado apostólico. Es inspirador considerar que este mismo llamado saldrá para la gente común y corriente, aquellos que no son apóstoles, pero tienen la visión mundial y la pasión apostólica para ser parte del movimiento en varios niveles.

...

Esto significa que el hombre y la mujer promedio pueden ser utilizados por Dios en maneras apostólicas, totalmente aparte del oficio de un apóstol. Pueden no ser apóstoles, pero pueden ser apostólicos. El registro de los primeros creyentes apoya esto.

La sanidad en el Nuevo Testamento

John Wimber

Por John Wimber

El número de sanidades de individuos registrados en el Antiguo Testamento no se compara con el número considerable detallado en el Nuevo Testamento. Durante sus tres años de ministerio, Jesús sanó muchas más veces el número de personas que las que fueron sanadas durante los 2000 años anteriores. Con la llegada del Mesías, hubo un desbordamiento efusivo de las misericordias de Dios; y con esto notamos que la enfermedad o la sanidad ya no es enfatizada como un medio de juicio por el pecado o una recompensa por la obediencia. Más bien, la enfermedad es vista como una extensión y un efecto del pecado, y por lo tanto es maligna en origen, y es una representación del reino de las tinieblas. Veremos que en la llegada de Jesús, el Reino de Dios vino con gran poder para confrontar y vencer la enfermedad, el pecado, la muerte y el diablo.

Distribuir contenido