Teología

warning: Creating default object from empty value in /home/drupal6/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Amor: el centro de la fe cristiana

Christian Shwarz

El amor es una de las palabras más importantes de la teología cristiana y, sin embargo, una de las palabras más imprecisas sobre el planeta tierra. Muchos cristianos que utilizan este término comunican una idea claramente secular en lugar de un concepto completamente bíblico. A veces casi parece que como cristianos ni siquiera hemos captado realmente la amplitud total del concepto bíblico del amor, y menos aún ponerlo en práctica.

El problema principal: La falta de amor

Hace algún tiempo, les pedí a los participantes de un seminario sobre el Desarrolla natural de la iglesia que escribieran en un trozo de papel cuáles creían ellos que eran las barreras más grandes del crecimiento de la iglesia. Una persona escribió "peleas". Otra escribió "luchas de poder". Otros escribieron "rumores", "indiferencia", "trabajo excesivo del liderazgo", "tradicionalismo", "testarudez", "estrechez de miras", "falta de confianza". Yo sugerí que todas las barreras se podían resumir en tres palabras: "falta de amor". Casi todos movieron la cabeza afirmativamente.

Yo asisto a una iglesia famosa y en crecimiento; y sin embargo, me siento la persona más sola sobre el planeta tierra.
"Yo asisto a una iglesia famosa y en crecimiento; y sin embargo, me siento la persona más sola sobre el planeta tierra."

¿De qué va el crecimiento de una iglesia? ¿Más programas? ¿Más actividades? ¿Más ocupaciones? ¡Por Dios! ese no puede ser el futuro de nuestra iglesia. Todos los programas de iglecrecimiento del mundo deberían ser tirados al basurero si no ayudan a crear un lugar donde la gente que se siente sola y herida como esta mujer pueda encontrar consuelo, apoyo y sanidad.

El pueblo que conoce a su Dios será fuerte y hará grandes cosas (parte II)

CarlosMraida.jpg

Por Carlos Mraida

II. Un llamado a la fortaleza

 

Los diseños de Dios para su iglesia

El fin de año nos sacudió a todos con la venta de la famosa Catedral de Cristal, el edificio de la conocida iglesia protestante que reune a miles de personas en la ciudad de Los Ángeles, a la Diócesis Católica Romana de Orange. El artículo escrito por la nieta del fundador, el Doctor Robert Schuller, contando lo sucedido lleva como título: “El día que la Catedral de Cristal murió”.

Yo creo que es mucho más que la simple noticia de la venta de un edificio. Tampoco es un problema sólo de la Catedral de Cristal. Creo que es la muerte de un estilo de iglesia. Un estilo, que fue el patrón predominante de las iglesias evangélicas de las últimas décadas, pero que ya no es más pertinente. Es la muerte de un modelo de iglesia asimilada a la cultura, capturada por la cultura, en lugar de ser transformadora de la cultura.

¿Cómo usamos la palabra “apostólico”?

Bill Woolsey

Bill Woolsey, líder de la red de iglesias FiveTwo, publicó un breve escrito de cuál es el uso que él hace de la palabra “apostólico”. En la publicación, se destaca la importancia de no hablar tanto de “lo apostólico” en sí, sino más bien, de la “labor apostólica”. Es decir, del trabajo que se realiza con el objetivo de alcanzar la madurez del cuerpo de Cristo mencionada en Efesios 4.12-17.

El pueblo que conoce a su Dios será fuerte y hará grandes cosas

CarlosMraida.jpg

Por Carlos Mraida

Quiero agradecer a todos los pastores que a lo largo y ancho del país, y también en el exterior, han tomado la palabra que presenté el 1 de enero del 2011 y la confirmaron. Y no sólo eso sino que la hicieron circular entre su gente, y los muchos que la han proyectado en un culto de sus congregaciones. Muchas gracias, queridos consiervos, por la confianza.

La palabra que Dios me dio para este año 2012, es Daniel 11.32: los que conocen a su Dios, serán fuertes y harán grandes cosas (La Biblia al Día). Quiero que tomes esta palabra como una palabra directriz para este año en tu vida: los que conocen a su Dios, serán fuertes y harán grandes cosas. Es decir, que puedas declarar: “yo que conozco a mi Dios, seré fuerte, y haré grandes cosas”.

Sanidad: El ministerio de sanidad de otros

John Wimber

Por John Wimber

Jesús no sólo vino a traer el Reino de Dios, a salvar y a sanar gente, pero también a impartir Su ministerio de sanidad a otros para que pudieran compartir en la progresión del Reino de Dios. Nosotros, como la Iglesia, fuimos comisionados por Jesús hace casi 2.000 años para anunciar las buenas nuevas a toda la creación por medio de «señales» de sanidad que acompañarían y autenticarían el mensaje dondequiera que fueran. Más de 1.900 años después encontramos que alrededor de la mitad de la población del mundo aun no han oído las buenas nuevas acerca de Jesús. Por lo tanto, la transferencia del ministerio de sanidad de Jesús a otros (la Iglesia), y el ejercicio poderoso de él hoy en día es de suma importancia si deseamos ver el Reino de Dios alcanzar los fines de la tierra.

Sanidad: El ministerio de sanidad de Jesús

John Wimber

Por John Wimber

Dondequiera que Jesús fue, funcionó como un sanador. Cuarenta y un instantes distintos de sanidad física y mental están registrados en los cuatro evangelios, pero esto de ningún modo representa el total. Muchas de estas referencias resumen las sanidades de grandes números de personas. Los relatos descritos en detalle son sencillamente los instantes más dramáticos del ministerio de sanidad de Jesús. Hacia el final de su relato de la vida y ministerio del Salvador, el apóstol Juan escribe:

Bioética: El valor de la vida

Juan Pablo Bongarrá

Un programa televisivo donde se encuentran el Pastor Juan Pablo Bongarrá (conductor), el Pastor Gabriel Ballerini, profesor del Seminario Internacional Teológico Bautista y el Presbítero Rubén Revello, Director del Instituto de Bioética de la Universidad Católica Argentina para hablar de un tema de suma actualidad, como es la bioética.

Sanidad: Enseñanzas y textos problemáticos

John Wimber

Por John Wimber

Es natural que surjan preguntas a medida que un individuo continúa a moverse hacia un ministerio que incluye orar regularmente por los enfermos. Muchas veces preguntas pueden detener una persona de empezar a orar por sanidad. A veces preguntas no resueltas pueden inmovilizar una persona con temor. Preguntas deben ser enfrentadas y contestadas directamente. Un individuo que genuinamente quiere respuestas a sus preguntas relacionadas a la sanidad, no tiene nada que temer de un estudio cuidadoso de las Escrituras. En esta sección importante, ocho de las «enseñanzas problemáticas y textos problemáticos» planteados más comúnmente son examinados claramente. Un entendimiento completo de cómo se puede tratar con estos desde una perspectiva bíblica grandemente realzará la confianza de la persona de que la sanidad es en verdad una parte importante de la vida de un cristiano.

La iglesia como una compañía apostólica

David Cannistraci

Por David Cannistraci

La compañía emergente de apóstoles y pueblo apostólico será una fuerza transformadora del mundo. Los apóstoles serán enviados al mundo por miles a medida que escuchen y obedezcan al llamado apostólico. Es inspirador considerar que este mismo llamado saldrá para la gente común y corriente, aquellos que no son apóstoles, pero tienen la visión mundial y la pasión apostólica para ser parte del movimiento en varios niveles.

...

Esto significa que el hombre y la mujer promedio pueden ser utilizados por Dios en maneras apostólicas, totalmente aparte del oficio de un apóstol. Pueden no ser apóstoles, pero pueden ser apostólicos. El registro de los primeros creyentes apoya esto.

La sanidad en el Nuevo Testamento

John Wimber

Por John Wimber

El número de sanidades de individuos registrados en el Antiguo Testamento no se compara con el número considerable detallado en el Nuevo Testamento. Durante sus tres años de ministerio, Jesús sanó muchas más veces el número de personas que las que fueron sanadas durante los 2000 años anteriores. Con la llegada del Mesías, hubo un desbordamiento efusivo de las misericordias de Dios; y con esto notamos que la enfermedad o la sanidad ya no es enfatizada como un medio de juicio por el pecado o una recompensa por la obediencia. Más bien, la enfermedad es vista como una extensión y un efecto del pecado, y por lo tanto es maligna en origen, y es una representación del reino de las tinieblas. Veremos que en la llegada de Jesús, el Reino de Dios vino con gran poder para confrontar y vencer la enfermedad, el pecado, la muerte y el diablo.

Evangelizando afuera y adentro

Gustavo Pardo

Uno de los aspectos esenciales que hacen a la naturaleza de la iglesia es, sin duda, la evangelización:

18 Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 
19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,  20  enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

Mateo 28.18-20

¿Es importante el don de sanidad hoy?

Jack Deere

Por Jack Deere

Lessa y yo tenemos una amiga muy querida que padece de graves jaquecas. Hasta ahora ningún médico ha sido capaz de descubrir la causa o de curarla de ellas. Algunas veces las jaquecas la debilitan, y otras, desaparecen antes de debilitarla. Nuestra amiga es una maravillosa esposa y madre, y ama a Dios con todo su corazón. Pasa cada madrugada meditando en la Biblia y esforzándose en oración para el progreso del reino de Dios. Nos contó el otro día que esas primeras horas del día son la razón más importante de su vida. Está convencida de que Dios la ha puesto en la tierra para esforzarse orando porque la gloria de Dios sea revelada. Ha sido tan fiel en la oración como el que más de los que yo he conocido.

La tercera reforma: nuestra tarea hoy

Estudios BioIglesia

« Página anterior

Por esta razón, hoy, se necesita una tercera reforma. No creo que necesitemos desarrollar nuevas formas teológicas; lo que los reformadores descubrieron en términos de teología bíblica está, en gran parte, expresado ya en la forma clásica. Tampoco creo que tengamos que buscar una nueva forma de espiritualidad; lo que el Pietismo y los movimientos devocionales relacionados con él habían exigido y comenzado a vivir me parece que es exactamente lo que necesitamos hoy en día.

Distribuir contenido